Tipo de material
Colección
ISSN
1668-1053
Autora
Descripción

En 1947, durante el primer gobierno peronista, la Ley 13.010 concedió a las mujeres
la facultad de elegir y ser elegidas para cargos gubernamentales. Sin embargo, el ejercicio de la ciudadanía femenina tardaría cuatro años en ser efectivizada en la práctica. Las demoras en torno a la confección del padrón electoral impidieron que las mujeres participaran de la elección de los asambleístas constituyentes para la Reforma Constitucional de 1949. Ese mismo año, la modificación del Estatuto de los Partidos Políticos instituyó cómo éstas podrían incorporarse a la arena electoral en vísperas a las elecciones de 1951. Todos estos hechos, a los que se sumó la creación del Partido Peronista Femenino, dieron lugar a innumerables debates y alocuciones tanto de hombres y mujeres que participaban en las estructuras partidarias y/o en las elites intelectuales o católicas, como demás personas que, por distintos canales, veían la necesidad de manifestar su apoyo o disconformidad respecto al llamado gobierno “justicialista”.

Dentro de este contexto se ubica el pensamiento de Alcira de la Peña con relación a los alcances del reconocimiento de los derechos políticos femeninos y la posibilidad de reivindicar la igualdad entre hombres y mujeres en condiciones de desigualdad. Primera mujer candidata a vicepresidenta de la Nación Argentina, Alcira de la Peña se expresó respecto a los diferentes acontecimientos que circundaron la sanción del voto femenino hasta su puesta en práctica en las elecciones de 1951. En torno a ello, nos preguntamos acerca de las estrategias discursivas que dicha militante comunista empleaba para referirse a las nuevas votantes y en qué medida su pensamiento estaba atravesado por diferentes escalas espaciales y temporales que condicionaban su mirada sobre el peronismo. Asimismo, prestamos atención al carácter singular que ésta le imprimía a los significantes “democracia” y “libertad” para denunciar, en la escena nacional y transnacional, las persecuciones y proscripciones peronistas.

Archivos adjuntos